sábado, 26 de marzo de 2011

You Can Always Make Me Smile..

Sábado, 11:00 am. Observo por la ventana, y veo un día primaveral soleado. Hoy, la melancolía me inunda. Y esque es asombroso como el tiempo te hace borrar lo malo y quedarte con las cosas buenas. No se ustedes, pero siento que disfrutamos más los recuerdos en sí, que aquellos momentos. Desde luego, hay que aprender a pensar en lo que estamos haciendo, y no en el futuro y mucho menos en el inalterable pasado, eso solo da lugar a la frustración emocional.

Es el camino de la prosperidad, porque creo firmemente en que esta es REAL y no simplemente un estado iluso de ansiedad como otras muchas personas opinan..

Os invito a que echéis una mirada atrás, pero no os despistéis con vuestro presente.. solo tened en cuenta los buenos momentos vividos, rodeados de amistades y risas..

¡Feliz sábado a todos!

¡Os dejo con esta canción que es la caña! xD



..

viernes, 25 de marzo de 2011

Érase una vez..

"Un ratoncillo, un pajarito y una salchicha que hacían vida en común. Llevaban ya mucho tiempo juntos, en buena paz y compañía y congeniaban muy bien. La faena del pajarito era volar todos los días al bosque a buscar leña. El ratón cuidaba de traer agua y poner la mesa, y la salchicha tenía a su cargo la cocina.

¡Cuando las cosas van demasiado bien, uno se cansa pronto de ellas! Así, ocurrió que un día el pajarito se encontró con otro pájaro, a quien contó y encomió lo bien que vivía. Pero el otro lo trató de tonto, pues que cargaba con el trabajo más duro, mientras los demás se quedaban en casita muy descansados pues el ratón, en cuanto había encendido el fuego y traído el agua, podía irse a descansar en su cuartito hasta la hora de poner la mesa. Y la salchicha no se movía del lado del puchero, vigilando que la comida se cociese bien, y cuando estaba a punto, no tenía más que zambullirse un momento en las patatas o las verduras, y éstas quedaban adobadas, saladas y sazonadas. No bien llegaba el pajarillo con su carga de leña, sentábanse los tres a la mesa y, terminada la comida, dormían como unos benditos hasta la mañana siguiente. Era, en verdad, una vida regalada.

Al otro día el pajarillo, cediendo a las instigaciones de su amigo, declaró que no quería ir más a buscar leña; estaba cansado de hacer de criado de los demás y de portarse como un bobo. Era preciso volver las tornas y organizar de otro modo el gobierno de la casa. De nada sirvieron los ruegos del ratón y de la salchicha; el pájaro se mantuvo en sus trece. Hubo que hacerlo, pues, a suertes; a la salchicha le tocó la obligación de ir por leña, mientras el ratón cuidaría de la cocina, y el pájaro, del agua.

¿Veréis lo que sucedió? La salchichita se marchó a buscar leña; el pajarillo encendió fuego, y el ratón puso el puchero; luego los dos aguardaron a que la salchicha volviera con la provisión de leña para el día siguiente. Pero tardaba tanto en regresar, que sus dos compañeros empezaron a inquietarse, y el pajarillo emprendió el vuelo en su busca. No tardó en encontrar un perro que, considerando a la salchicha buena presa, la había capturado y asesinado. El pajarillo echó en cara al perro su mala acción, que calificó de robo descarado, pero el can le replicó que la salchicha llevaba documentos comprometedores, y había tenido que pagarlo con la vida.

El pajarillo cargó tristemente con la leña y, de vuelta a su casa, contó lo que acababa de ver y de oír. Los dos compañeros quedaron muy abatidos; pero convinieron en sacar el mejor partido posible de la situación y seguir haciendo vida en común. Así, el pajarillo puso la mesa, mientras el ratón guisaba la comida. Queriendo imitar a la salchicha, metióse en el puchero de las verduras para agitarlas y reblandecerlas; pero aún no había llegado al fondo de la olla que se quedó cogido y sujeto, y hubo de dejar allí la piel y la vida.

Al volver el pajarillo pidió la comida, pero se encontró sin cocinero. Malhumorado, dejó la leña en el suelo de cualquier manera, y se puso a llamar y a buscar, pero el cocinero no aparecía. Por su descuido, el fuego llegó a la leña y prendió en ella. El pájaro precipitóse a buscar agua, pero el cubo se le cayó en el pozo con él dentro, y, no pudiendo salir, murió ahogado."


¡Buenas queridos Bloggers! Mi cabeza está llena de proyectos musicales y trabajos para la asignatura de Dibujo Editorial, ahora estoy ilustrando el desconocido cuento de los Hermanos Grimm "El pajarillo, el ratoncillo y la salchicha", bastante curioso y masacroso. Después de algunos días oscuros, me siento enormemente feliz.. ¡me siento con ganas de compartir mi rebosante felicidad con todos! a pesar de la primavera y la alergia.. espero que esta racha dure...

¡Brindo por ustedes!




¡Feliz fin de semana!

..

miércoles, 16 de marzo de 2011

Individualidad

Confiar profundamente en tus propios principios, en tus propias ideas y defenderlas ante todo, sin que en ello interfiera lo que los demás opinen. Creo, y pongo la mano en el fuego, de que en eso consiste ser LIBRE...

PD: ¡He aprobado mi teórico del coche con 0 fallos! :) jódete mundo cruel..


"La mujer que iba a morir se llamaba Hortensia,
Tenía ojos oscuros y nunca hablaba en voz alta,
Solo la risa llenaba su boca y una trenza recorría su espalda,
Embarazada de ocho meses y llevaba sus escritos en un cuaderno azul,
La juzgaran junto a doce mujeres el mismo número que aquellas menores,
Que fusilaron un cinco de agosto de mil novecientos treinta nueve,
Las trece rosas.
Y ahora solo quiere ver aquel último beso que se dio en el cerro con quien ella quiere,
Y ahora solo quiere ver aquel último beso que se dio con quien ella quiere.

La mujer que va a morir ya conoce su condena,
Y vuelve a escribir en su cuaderno azul,
El peor dolor es no poder compartir el vació de estas horas,
Volverá el silencio al patio volverán las presas a su labor,
Volverá la cruel angustia que guarda la noche escondida en la espera,
La despedida de sus compañeras.
Y ahora solo quiere ver aquel último beso que se dio en el cerro con quien ella quiere,
Y ahora solo quiere ver aquel último beso que se dio con quien ella quiere.

Adiós chiqueta, hasta siempre Tensi… adiós chiqueta, hasta siempre tensi
Y ahora solo quiere ver aquel último beso que se dio en el cerro con quien ella quiere,
Y ahora solo quiere ver aquel último beso que se dio con quien ella quiere."

lunes, 14 de marzo de 2011

En busca del permiso B

¡Hola hamijos! mañana tengo el exámen teórico del coche. A pesar de ser una chorrada y de haberme presentado a exámenes mucho más complicados en la facultad y tal, estoy acojonada.. joajoajoa.. llevo todo el día con un nudo inevitable en el estómago..
Han pasado tantas cosas desde la última vez que escribí por aquí..
Mi tercer febrero universitario fue genial, a pesar del gran esfuerzo y el trabajo acúmulado he obtenido buenos resultados, algo que me reconforta bastante.. he volado por los escenarios con mi querido amigo el Cuervo.. he pasado tardes músicales guitarreras y frikis con maratones galácticas acompañada de amigos, palomitas y cerveza.. en resumidas cuentas, he parado poco.

En fin, espero tener suerte mañana..

Desde el cariño, ¡que os la pique un pollo a todos! ;)

..