miércoles, 3 de noviembre de 2010

Cuando todos los días son iguales...

La monotonía. Ese horrible ser del que huimos todos, de la cual a la mayoría de las personas les resulta difícil escapar. Cuando la sensación de levantarte sin saber lo que te deparará el día se ausenta. Cuando tu vida está programada, apartada de cualquier improvisación. Cuando nuestros mejores sueños se alejan y se convierten en horripilantes pesadillas.. así es como me siento hoy.
"Cuando todos los días resultan iguales es porque el hombre ha dejado de percibir las cosas buenas que surgen en su vida, cada vez que el sol cruza el cielo". Será eso.. ¿habré dejado de percibir las cosas buenas que me rodean en mi día a día? ¿Dónde quedaron esos días en los que la ilusión me inundaba el cuerpo desde que me levantaba hasta que me acostaba? ..supongo que será solo hoy.. porque normalmente no lo siento así.

En fín, a ver si acaba la semana pronto, que es lo que necesito.. y eso que acabamos de pasar el puente xD...

2 comentarios:

Chilaba dijo...

Todos tenemos días malos, solo hay que procurar durante esos días mirar la vida con una buena perspectiva ;)

Iris dijo...

Caray, Laura, no sabía que estabas así. Sé que ha pasado mucho tiempo desde este día que estabas así, pero habérmelo dicho, aunque sea una tontería, o un día que no salió como esperabas. No estoy sólo para reírme contigo, si hace falta, lloramos juntas hasta que nos desahoguemos. Y si vuelves a tener un día así, llámame, y salimos por ahí, o simplemente gírate, que me encontrarás a tu lado, con un pañuelo en la mano.
Como si no lo supieras.